• Abierto
  • danigarcia
    Participante
    16 noviembre, 2019 a las 14:35 #5001

    Sé que no uso mucho esta plataforma, pero tengo que decir que estoy muy preocupado, cada vez las redes sociales me gustan menos, el problema de la desinformación y el crecimiento exponencial de los haters es un reflejo de la sociedad en la que vivimos.
    Soy aikidoka por la esencia de esta disciplina, el camino del amor y de la unión a través de la energía universal, y en estos días que corren creo que esa esencia es más necesaria que nunca. Y sin embargo mi preocupación no hace mas que crecer al cotillear a algunos de mis compañeros y maestros en éstas dichosas redes sociales; pensando que encontraría un lugar de paz y cohesión, de empatía hacia el diferente, de extender la mano al necesitado, me encuentro con noticias que aumentan las diferencias, que atacan a otros, que destruyen el AI.
    He escuchado muchas veces al maestro Lucio decir que el aikido no se acaba en el tatami, que tenemos que ser aikidokas las 24horas del día, intentar fluir, evitar la lucha, También he leído las palabras de O Sensei que nos dice que llevemos la armonía a lo largo del universo, que será el Aikido la única forma de unir a todos los seres del universo que debe ser la base de nuestras vidas y debemos dedicarnos a establecer benevolencia, amor verdadero y sinceridad auténtica en todas partes.
    Creo que en nuestra mano está en no dejarnos llevar por banderas, himnos, y la corriente social, y ser empáticos, fluir y seguir siendo AIKIDO.
    Si ni siquiera nosotros somos capaces de ello ¿Quién lo será?

    Alberto García Luengo
    Invitado
    Entradas: 165
    29 noviembre, 2019 a las 14:25 #5003

    Buenos dias compañeros de caminio;

    Me alegro mucho Dani de saber de ti, ya hece tiempo que te perdi la pista y no sabia de tu vuelta al tatami. Agradezco que nos hagas participes de tus inquietudes y creo que eres valiente y sincero por ello.

    Soy consciente que no estamos en el mejor momento dentro de la asociación (las circunstancias son las que son), y que quiza, lo que estamos trasmitiendo no sea todo lo puro que nos gustaría trasmitir.
    Tienes que tener en cuenta que somos personas humanas imporfectas, con nuestras virtudes y nuestros defectos (muy posiblemente más de las segundas que de las primeras), y que, por circunstancias no deseadas, tenemos la tarea (ya te digo yo que imposible) de sustituir a nuestro maestro en un camino tan sutil como es el camino del Aiki.
    Creeme que entiendo las dudas y sombras con las que te encuentras, pero quiero que entiendas que el camino hacia el Uno, es cosa de uno, totalmente individual, y como suele decirse, intransferible (nadie lo puede hacer por ti).
    Voy a tratar de explicarme:
    Cada uno de nosotros tenemos una mision indivial, que al final es la misma para todos, y es la de desarrollarnos como seres humanos buscando la unidad con Nuestro Creador (La Fuente Primigenia en palabras de Fundador). Desde mi punto de vista, y esto me gustaria recalcarlo para que quede muy claro, cada uno de nosotros tenemos que hacer todo lo posible por mejorarnos como personas, dentro y fuera del tatami. Es ahí donde tenemos que hacer incapié como practicantes de Aikido y seguidores de la escuela creada por el Maestro Lucio, en trabajar para mejorar como personas teniendo como cimientos la humildad.
    Para poder ayudar a los demas, lo primero es trabajar sobre nosotros mismos. No podemos pretender enseñar lo que no hemos experimentado en primera persona.

    En palabras de Fundador:
    «Misogi comienza por uno mismo»

    Hay una frase que personalemte me gusta muchisimo y que de vez en cuando intento citar en las clases (desconozco su autor):
    «Si cada uno de nosotros se esforzara por ser mejor persona, el mundo estaria lleno de buenas personas»

    Cada uno de nosotros ha de responder, de forma individual, por sus propios actos y la suma de estos (positivos y negativos) sera la que nos sitúe en el Camino.

    Como ya he dicho comprendo tus dudas, y creo que la respuesta que estas buscando esta en el propio Aikido y en su practica desinteresada, sin esperar nada a cambio, haciendo incapié en la busqueda interior.

    Si tienes cualquier duda, o quieres que charlemos sobre lo que te apetezca (siempre y cuando tenga que ver con Aikido) estoy a tu disposición y a la de cualquier compañero de la Asiciación.

    ¡Un abrazo a todos, y espero veros en el curso!

Responder a Preocupado por el camino del Aiki

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *