Tras pasar el extraño periodo de confinamiento domiciliario vivido en este singular año 2020, el primer día que se nos permitía salir a hacer ejercicio de 20:00 a 23:00 horas, me puse las zapatillas de montaña, el bastón para la ocasión, cantimplora en mochila, plátano de merienda, y arnés para mi perrito, y a las […]