He vuelto a entrenar después de más de dos años sin pisar el tatami. Aunque no recomiendo dejar de entrenar ni un solo día, la sensación que tengo es que ahora estoy más preparado, más dispuesto, más ávido de aprovechar la enseñanza que se me brinda. Esa enseñanza, ancestral, carísima, no se ofrece en ningún […]