• Abierto
  • Lucio Álvarez
    Invitado
    12 enero, 2020 a las 15:21 #5025

    ¡¡GRACIAS!!

    Ayer fue un día para el recuerdo. No soy persona que guste de homenajes. Acepté el de ayer porque venía de David Sáez al que tengo en muy buena estima. Según iba hacia el “poli”, comenté algo que he repetido en varias ocasiones: “Estos eventos (los homenajes), deberían darse siempre a título póstumo. Así no necesitas justificar tu ausencia”. La vida volvió a darme una lección -parece que nunca escarmentamos del todo y que hasta que “palmemos” tendremos que seguir aprendiendo-: ¡Nunca somos suficientemente humildes! “Si Quieres progresar en el Sendero, se humilde hasta perder totalmente tu ego, y cuando lo hayas conseguido, se más humilde aún”. ¿quién más que un sentimiento de falsa humildad, dictaba esa engreída frase? La vida volvió a darme una lección, la vida y vosotros. ¡Qué alegría veros! ¡Qué agradabilísima sorpresa! Ver reunidos, a varías generaciones de aikidokas, de buenos amigos. Poder saludaros Esa sana alegría, ese grato reencuentro, es otra de las muchas cosas que tengo que agradecer a la Vida, a las circunstancias que lo han favorecido. Seguramente si no estuviese en la situación en que estoy, no se habría podido realizar este encuentro. ¡Gracias a los que estuvisteis presentes y a los que no pudisteis venir!, ¡os echamos de menos! No sé de quién o quienes fue la felicísima idea, pero me disteis en todo lo alto. ¡Y encima me servisteis de merendar!¡La tortilla riquísima!¡Gracias Macarena! Y hasta tuvisteis el acierto de no poner gambas, con lo que pude estar con Serafín (El más rápido a este lado de la frontera) sin correr el riesgo de quedarme sin merienda.
    Para despedir este agradecimiento.
    De la Biblia he extraído esta frase que me parece oportuna:
    “En fin, vivan en armonía los unos con los otros; compartan penas y alegrías, practiquen el amor fraternal, sean compasivos y humildes”.
    (1 Pedro 3:8)

    ¡UN SINCERO ABRAZO

    ROBERTO
    Invitado
    Entradas: 178
    12 enero, 2020 a las 16:38 #5026

    Este día queda para la historia de Afa MADRID.
    Estoy de acuerdo que todo pasa por algo sin ser casualidades, pudimos reunir a tantas personas y personas que hacia muchísimo tiempo ni veíamos por lo que fue una gran felicidad este momento que reunió a como dice el maestro a varias generaciones.
    Como se dijo en la presentación y entrega el evento lleva 23 años y somos unos cuantos los que seguimos ahí por el maestro Lucio,nuestra escuela,Aikido y la amistad con David de Ishimi.
    Fue un placer volver a preparar compartir organizar este bonito día.
    Se quedará en mi memoria este día con unos de los importantes con la gente que sois los compañeros de aikido y vida.
    La vida te da familia de sangre y vosotros sois familia de la vida y es un placer compartir el Camino de la vía con vosotros.
    Espero que os vea en el tatami no dejéis de entrenar ya que la vía empieza en el tatami tal y como nos recuerda el maestro Lucio.
    Agradecido a todos y sobre todo a los participantes.
    Un abrazo 🤗

    Alex
    Invitado
    Entradas: 178
    12 enero, 2020 a las 16:50 #5027

    Gracias a ti maestro por haber reunido a este elenco de gente a lo largo de tu vida.
    Un placer formar parte de esta familia de la vida, como dice el maestro Roberto.
    Aunque no pude participar por mi enésima lesión de rodilla, siempre es un placer formar parte de un modo u otro de estos eventos, reencontrarme con gente a la que hacía tiempo no veía, y poder volver a escuchar y saborear del Aikido.
    Seguro que habrá más reuniones de este tipo, en cursos o en otros «saraos», y si no…que nos quiten lo bailao.
    Me alegro de volver a verte maestro Lucio.
    Un fuerte abrazo a todos.

    Rafael Simón García
    Invitado
    Entradas: 178
    12 enero, 2020 a las 20:05 #5028

    Maestro Lucio, Maestros y compañer@s, ayer, tarde del Sábado 11 de Enero de 2020, fue un día muy especial para mí. Fue para mí, como digo, un día muy emotivo de reconocimientos, agradecimientos, encuentros y reencuentros.

    Emotivo desde el inicio, el momento en el que El Maestro Lucio es acompañado por Alberto y Roberto al lugar más cercano al resto de autoridades hasta comenzar la entrega de los reconocimientos.
    Emotivo también, el momento de la entrega de La Placa y El Lienzo, como muestra de reconocimiento al Maestro Lucio por parte de la Federación Madrileña de Karate, con todos los participantes en la exhibición de Aikido y resto de participantes pertenecientes a la Federación Madrileña de Karate, y resto de Federaciones, y gradas aplaudiendo.
    Emotiva también la presentación de la exhibición de Aikido por parte de la locutora, que aunque no recuerdo bien las palabras exactas me quedé con la descripción del Aikido como: «Un arte marcial que prepara o entrena El Cuerpo, La Mente y El Espíritu para La Vida Diaria.» (yo, como lo he vivido, no podría coincidir más con esta sencilla descripción).
    Y empiezan las exhibiciones en los cuatro tatamis; no se podía estar a todo, pero mirases donde mirases, se veía el resultado del esfuerzo, la preparación y el entrenamiento. Cuando todo acaba y se retiran los participantes de la exhibición y cámaras aikidocas, entre aplausos, comienzan los emotivos encuentros y reencuentros.
    Le pude saludar Maestro Lucio y admirar su fuerza interior. Pude saludar a antiguos compañer@s y practicantes de Aikido que hacía tiempo que no saludaba, y a otros que ni conocía que llevaban más de una década sin practicar. Pero en todos los que estábamos y posiblemente en muchos de los que no pudieron estar, había ese algo en común, esa intención por mejorar, esa semilla plantada por El Maestro Lucio y resto de Maestros en nosotros por hacer las cosas bien y diligentemente en cuanto al Movimiento Correcto, las inspiraciones creativas convertidas en Acciones Éticas, y por último en esta enumeración, pero no por ello menos importante ya que es lo que sostiene, es la causa eficiente, material e inteligente de todo lo anterior : El Respeto a la única Verdad que está tanto en todos nosotros, como en todo lo que nos rodea, desde el planeta que pisamos, armas, y resto cosas materiales, hasta lo más profundo y valioso de nuestro interior; no habiendo nada separado de ella, ni en distancia, ni en los tres estados de tiempo (presente, pasado y futuro)… Ya que es la única Verdad, la única Realidad ontológica.
    Hablaba con compañeros más antiguos, recordando de Tai iku, Ki iku,Toko iku y Chi-iku… Mmm Chi Iku siempre la parte peor entendida por mí… ahora en la distancia, ya que llevo algo más de dos años sin practicar, veo que aunque me quedara, y me queda mucho, mucho… recorrido aún, alguno de sus aspectos estaban más cerca de lo que pensaba …, por nombrar alguno: El Respeto al Maestro y a los Compañeros, en forma de SILENCIO en clase tanto al inicio, como durante, como al final, dando el espacio absoluto al Maestro, espacio necesario también a mi mente parlanchina para dejar de pensar y hablar(aunque alguna vez no lo consiguiera, o aunque lo consiguiera sólo alguna vez… mi actitud y mi intención eran esas), y poder escuchar con la mayor atención posible al Maestro (representación de la enseñanza, creada por Morihei Ueshiba, y no distinta o separada de esa única Verdad)…
    Aunque hoy no sé si nos volveremos a ver en el Tatami, parece obvio que nunca os olvidaré Maestros y Compañer@s, no sólo porque con vuestra generosidad, con vuestro cordial y caluroso trato, sin que lo supierais, me sentí acompañado en los años posiblemente más complicados de mi vida; sino que también tengo la sensación de que el Aikido, la consciencia del Aikido, siempre aparece en el momento adecuado en mí y en otros; a lo largo de los años que practiqué, ví como se apuntaba mucha gente al comienzo del curso escolar o principios de año… muchos no continuaban más de un mes… y yo siempre tuve la sensación de que aunque no siguieran en Aikido, el intentarlo les había acercado realmente a otra Vía para ser felices, mediante el único método de conocer la Verdad: por aquí no, por aquí tampoco, … y así hasta que un día podamos reconocer el conocimiento en nosotros.
    Yo hoy lo intento desde otro lugar, y aunque quizas fueran mejor para algunos ejercitos de Aikidokas, siento que no hacen falta ejércitos de Aikidokas, sólo unos pocos Aikidokas pueden con su sinceridad ser reflejo de la dicha que es, por si sóla, la Vida Diaria, y hacer de su entorno un lugar mejor: con más Paz. Ójala no fuera necesario el Aikido en nuestros días, pero sí que lo és, y mucho, y los Artistas Marciales de Aikido son de lo más importante, en mi opinión.

    Os deseo Mucha Salud, Física, Mental y Espiritual !!!
    Y…, vaya pedazo de videos de la exhibición, ¡ grandes detalles ! , Aikido siempre anima e inspira compañer@s !!!

    Un Sincero y Caluroso abrazo a tod@s,

    Rafael Simón García

    Fernando Fernández (Poli Villalba)
    Invitado
    Entradas: 178
    21 enero, 2020 a las 12:10 #5047

    El otro día alguien decía en nuestro dojo que los homenajes, aunque en principio no puedan gustar, están muy bien, porque dan la oportunidad a la gente de mostrar todo lo que se quiere a la persona homenajeada.

    Pues me quedo con eso, la verdad. Yo no pude estar presente, pero me consta, por las fotos y vídeos que he visto, la sinceridad plena que irradiaban todas las personas que fueron; las que participaron activamente en la exhibición y las que, simplemente, fueron a saludar al homenajeado.

    Solo puedo sumarme a la gratitud general. Gracias maestros de AFA Madrid, gracias a mi maestro Alberto y gracias maestro Lucio por habernos, haberme, mostrado este camino. Espero que lo podamos compartir durante mucho tiempo más.

    Como dice el gran Rosendo Mercado: Se os quiere!!!!!!

    Gracias maestro Lucio por haberse dejado querer. Nos ha venido muy bien a todos.

    Hasta pronto!!!!!

    Fernando Fernández (Poli Villalba).

Responder a Gracias!!!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *