• Abierto
  • Beni
    Participante
    1 julio, 2018 a las 22:26 #4689

    No quiero extenderme mucho en mi opinión sobre el curso. Solamente dar las gracias a los maestros que nos han guiado en la práctica este fin de semana: Gracias Roberto, gracias Alberto, gracias Pepe. Nos habéis mostrado lo mejor, todos vuestros años de experiencia, todos los detalles que en estos años habéis recibido y que a los demás nos cuestan tanto. Todos los gestos de musubi para poder seguir en el camino.
    Pero la mayor enseñanza- perdón los anteriormente citados, conocéis mi respeto y mi cariño hacia vosotros-, la he vuelto a recibir del Maestro Lucio; Su ejemplo, sus gestos de cariño hacia todos, su recordarnos, siempre insistente en lo fundamental, que el Aikido es Unión con el UNO, que la técnica, siendo importante, lo es en base a la esencia, que Aikido es Kototama y Misogi, Kototama y Misogi… Kototama y Misogi.
    Aprendemos siempre. Todos los días de nuestra vida son “libros de texto”, todos los sucesos, las personas, las penas y las alegrías….Todo es enseñanza, todo es “llamada” a la perfección, a la unidad. Dice Jesús, el de Nazareth: ” Sed perfectos cómo vuestro Padre Celestial es perfecto”, cómo la creación, como el Universo es perfecto…. Y a nosotros, a mí, se nos ha mostrado una vía de perfección ( seguro que alguna más también, aunque no la hallamos descubierto): Aikido… Y Aikido es, como dice O Sensei, y como nos repite con insistencia el Maestro Lucio, Kototama y Misogi, Kototama y Misogi… ¿Podríamos intentar traducirlo como Unión y Purificación?. Unirnos al UNO purificando y purificando-nos, a través de lo que somos en el centro de nosotros, de lo que nos rodea, de los que nos rodean….
    Está ha sido la enseñanza de este curso…una de ellas, una de las muchas… Pero siempre la esencia ; Kototama y Misogi.
    Hay otro elemento más, quizás este más personal, y que necesita respuesta. Mi paso de grado Dan ( A pesar de que no hayan llegado las “Viandas” oportunas para estos casos, si me permitís la broma). La respuesta es a la pregunta¿Quiero seguir comprometido con Aikido, con esta escuela de Aikido, con esta forma que estoy recibiendo de entender el UNO, de entender Aikido que el Maestro Lucio y los demás maestros se esfuerzan en que, desde mi cabezonería, vaya viviendo?¿Quiero comprometerme, en la medida de mis posibilidades y carencias, de mis luces-pocas- y sombras, de mi propia vida a transmitirlo así? ¿A transmitir que Aikido es un camino de Unidad con todo lo que me rodea y me hace “ser”, y que su fin es descubrir y hacer posible ser uno con el UNO? Rotundamente, mientras Dios me lo permita y con la ayuda de todos vosotros- a pesar de mis incoherencias, de mis “Egos” , de mis dudas, de mis “caídas”( las de la vida, de las que también tengo que saber recibir ukemi). Rotundamente… Si.
    Gracias Maestro Lucio, gracias maestros. Gracias compañeros, kohais y sempais…
    Feliz verano.

    ralbares
    Participante
    Entradas: 18
    1 julio, 2018 a las 22:30 #4690

    buenas tardes a todos:
    Agradecer a todos los alumnos que habéis asistido a este nuevo curso de verano.
    Creo que como novedad este año que el maestro está ausente con su baja hemos defendido su ausencia lo mejor que se ha podido.
    Se le ha extrañado pero ha sido un curso bonito como todos gracias a un ambiente estupendo,una estupenda actitud de todos y tratando de llevar sus enseñanzas.
    La experiencia de tres maestros ha sido muy agradable para mí y una experiencia nueva muy enriquecedora.
    Os deseo que pongáis vuestros comentarios ya que es una costumbre del maestro que agradece y nosotros también.
    Buen verano y mucha energía a todos 🙏🏻

    AlexEntradas:
    2 julio, 2018 a las 09:45 #4693

    Buenos días,

    Pufff, ya Beni ha dejado el listón muy alto con su texto…. el mío no creo que llegue a tanto, pero intentaré describir mis impresiones del curso. Allá voy…

    Pues sí, después de muchos cursos de verano, invierno, armas, este ha sido el primero sin el Maestro Lucio dirigiéndolo. Circunstancias de la vida ha hecho que sea así, y así debemos asumirlo. De eso se trata, y eso nos ha intentado transmitir el Maestro Lucio muchas veces, que debemos aceptar lo que nos viene y unirnos a ese cambio. La vida está llena de cambios, y éste, uno más, aunque nos duela, aunque echemos de menos las charlas, las broncas, las correcciones, las clases, las indicaciones, todo… debemos asumirla y seguir adelante. Espero que la vuelta sea en breve, querido Maestro. Seguro que es breve, y si no, como bien dices, las circunstancias o el destino ha querido que sea así.

    Así pues, nuevo curso con nuevos Maestro, siempre a la altura de la escuela, del legado del Maestro Lucio. Esta vez, la meditación me costó menos trabajo estar concentrado, no se si porque la lesión de rodilla va remitiendo o porque tengo que aprender a vivir con la incomodidad de meditar en una postura incómoda, valga la redundancia, y dedico más tiempo a “ver” mi respiración, a dirigir esa respiración a puntos de mi cuerpo que demandan atención. Aunque como indicó el Maestro Alberto, la meditación tiene que hacerse en una postura incómoda, para que aprendamos a dominar nuestra mente, nuestros pensamientos, que siempre intentan jugarnos malas pasadas pensando en “sus cosas”.

    Del curso, de las indicaciones de los tres Maestros, Pepe, Alberto y Roberto, pues qué decir; que se mantiene la esencia y el discurso de lo que el Maestro Lucio ha estado exponiendo todos estos años: debemos hacer musubi con nuestro compañero, no debemos forzarle, tiene que haber unión, debemos cuidar a nuestro uke, debemos ser un TODO con él, unir nuestros centros, hacerlo UNO. De eso se trata, de ir, de dar, de unirnos… Intentando limpiar nuestra mente de bloqueos. Ha sido muy instructivo desde mi punto de vista; cada uno explicando a su manera su forma de entender el Aikido, su forma de transmitirnos su idea del Aikido, pero siempre manteniendo el discurso de la escuela.

    Ha sido un gusto poder practicar con nuevos compañeros, siento no acordarme de los nombres, pues en eso soy muy malo, bastante tengo ya con acordarme de los nombres de los papás, mamás y amiguitos de mi hijo….. Pero echaba de menos y para mi ha sido una alegría volver a practicar con Angel Cuesta, con mi querido Diego (una preciosidad tu bonsai, Diego….), con Luismi, con David (el municipal), con los compañeros de Majadahonda (siempre dando TODO), con Josemi, Jaime … en fin. Con mucha gente a la que aprecio.
    Haciendo las fotos, de la que soy, siempre con mucho gusto, responsable, se ve la alegría con la que la gente practica, el bueno rollo que existe, la camaradería, el buen ambiente…. De eso tienen que estar muy orgullosos tanto los Maestros, como el Maestro Lucio, pues es una obra vuestra el haber generado este ambiente que SIEMPRE se respira.

    Vuelvo a decir que se ha echado de menos las charlas e indicaciones del Maestro Lucio. Pero ha dejado una herencia inmejorable en nuestros Sempais y Maestros, y fruto de ello ha sido este maravilloso curso.

    Feliz verano a todos, y un fuerte abrazo para el Maestro Lucio.

    Lucio ÁlvarezEntradas:
    2 julio, 2018 a las 20:38 #4696

    Efectivamente Beni, totalmente de acuerdo con lo que dices –cómo ibas a equivocarte-, Kototama se podría traducir perfectamente como Unión.

    Según el dogma central de la Iglesia Cristiana –corrígeme-, Kototama sería el equivalente a la tercera persona de la Santísima Trinidad, el Verbo, el Espíritu Santo, la Palabra. Ya sé que este dogma tiene muchos matices y que por eso “es un misterio” El conocido triángulo en el que se “describe” cómo Padre, Hijo y Espíritu Santo, cada uno por su lado no es Dios, pero por otro lado sí. Bueno, ¿cómo se puede ser Dios sin serlo, o al revés?, ¿los rayos del sol son el sol?, ¿las olas del mar son el mar? Si Dios está en todo, todo lo compone y sustenta, si es la ESENCIA de la esencia ¿qué puede haber que no sea Dios? En fin, los habituales galimatías intelectuales sumergidos en la apariencia y la multiplicidad, que por lo general solo sirven para aumentar más la confusión. Y que conste que lo digo desde el mas absoluto respeto hacia todos los bienintencionados estudiosos que han dedicado tanto y tanto esfuerzo a intentar aclarar este “arcano”, u otros parecidos. Seguro que algo han dejado de positivo. Aunque también es bien sabido dónde han llevado estas disputas en muchas ocasiones: disputas, luchas internas y externas… Al fin y a la postre, esta es una cuestión en la que el intelecto es solo una herramienta secundaria, no está capacitado parta darle una respuesta, únicamente para recrearse en sí mismo. Por más vueltas que se han dado durante siglos y siglos, nada se ha aclarado. El mundo, la sociedad ha avanzado increíblemente a nivel técnico, pero espiritualmente, estamos igual o peor que antes de Cristo. Por otro lado, ¿es tan importante? En aras de “aclarar” estas cuestiones, se olvida casi siempre el mensaje principal de Cristo el gran maestro de Nazaret: EL AMOR.

    Resumiendo: que sí Dios es Todo, por tanto UNIDAD, su energía proyectada (Kototama, Amor…)será igualmente UNIDAD. De hecho, es a través de ella que nos llega la Unión. Lo importante para nosotros, en el nivel de evolución de consciencia en el que nos encontramos, es practicar misogi, precisamente para elevar ese nivel consciencia y poder entender sin impedimentos. Primero aprender a leer, luego, El Quijote; primero andar, luego correr la Maratón. Primero miosogi, luego, Comprensión. Cómo bien dices. “Todo es enseñanza, todo es llamada a la perfección y la Unidad”.
    Tu compromiso certifica tu naturaleza. Y por último, no hay carencias, ni límites, solo trances que surgen en el camino. Todos estamos capacitados para difundir el mensaje del Arte del Amor. Nuestro ejemplo no está sujeto más que a nuestra ctitud.

    Un abrazo.

    Lucio Álvarez

    Beni
    Participante
    Entradas: 4
    2 julio, 2018 a las 20:59 #4697

    Gracias Maestro. Y sí, ojalá seamos signo de AMOR en el mundo. Un abrazo muy fuerte.

    Jesús GirónEntradas:
    3 julio, 2018 a las 21:00 #4707

    Buenas tardes a tod@s.
    En primer lugar desearle al Maestro Lucio una rápida recuperación y que este con nosotros lo antes posible, se le echo de menos.
    Darles las gracias a los tres maestros que nos dieron el curso, ya que pudimos ver de la misma fuente tres estilos diferentes enriquecedores.
    Se respiro muy buen ambiente entre los compañeros de los demás dojo , es muy interesante practicar y aprender de todos ellos.
    Darles la enhorabuena a todos los compañer@s que aprobaron.
    Os deseo un feliz Verano a todos y un gran abrazo para el Maestro Lucio.

    AlbertoEntradas:
    3 julio, 2018 a las 21:23 #4708

    Hola;
    Primero me gustaría agradecer a todos y cada uno de los participantes por esforzarse en que curso tras curso se respire ese ambiente tan especial.
    También me gustaría volver a dar la enhorabuena a todos los que han superado el examen de grado, se que se ha trabajado muy duro para ello, y se ha notado.
    En cuanto al curso, ni que decir tiene que tratar de suplir al maestro Lucio, es poco mas que una utopía, imposible. Tan solo podemos y debemos trasmitir las enseñanzas, sus enseñanzas. Las que él día tras día, nos imparte con su ejemplo. Es nuestra obligación como alumnos y no puede ser de otro modo. Somos alumnos del maestro Lucio Álvarez Ladera y no tiene ningún sentido que tratemos de innovar o modificar nada.
    No quiero decir con esto que el Aikido sea algo rígido y cuadriculado, todo lo contrario, el Aikido es libertad, creatividad e incluso la impronta de cada artista, es un arte marcial así que tiene que tener esa esencia personal de cada artista. Pero el interior, el fondo del Aikido, ese no tiene que ser variado ni un ápice. La VERDAD con mayúsculas es una y proviene del UNO que a su vez lo es TODO.
    Así que, siempre siendo honestos y honrados con nosotros mismos, debemos enseñar lo que hemos absorbido, cada uno en nuestro nivel, lo que hemos aprendido de nuestro maestro.
    En mi caso me he sentido especialmente horado con dirigir las “meditaciones” de los dos días. Creo que el ambiente que se respiro fue, cuanto menos, muy agradable. Al menos yo así lo sentí.
    Agradecer y felicitar a mis compañeros Roberto y Pepe por su compromiso, siempre dispuestos, para lo que haga falta.
    No me quiero extender mas, os dejo mis reflexiones por si os sirven de algún tipo de ayuda o aclaración.
    Aikido es Aikido, tal y como lo difundió su fundador. Cualquier duda que nos pueda surgir, acudamos a sus palabras o a las del maestro Lucio, lo tenemos mas cercano y estoy convencido de que nos las aclarara con total sinceridad y honestidad.
    Es nuestra obligación como alumnos aceptados por un maestro, tener una confianza ciega en él.

    P.D.- Alex no escribas Maestro con Mayúscula, no le gusta y muchísimo menos cuando te refirieras a mi.

    Un abrazo y buen verano a todos.

    AlexEntradas:
    4 julio, 2018 a las 08:34 #4711

    Lo siento maestro, maestros!!! Pensé que era en mayúsculas. Por ello, gracias maestro pepe, maestro Roberto y maestro Alberto por el curso tan bueno y variado que tuvimos.

    Y gracias maestro Lucio por las enseñanzas que has conseguido transmitirles y por ende que ellos nos hayan transmitido a nosotros en el curso.

    Es un lujo pertenecer a esta asociación.

    Un saludo.

    Bea Moreno
    Participante
    Entradas: 3
    4 julio, 2018 a las 12:08 #4712

    Buenos días,
    Primero, felicitar a Alberto, Roberto y Pepe porque creo que cumplieron con éxito su cometido, en parte tan distintos entre sí pero creo que con una misma esencia, la del maestro Lucio, la de nuestra escuela. Aunque, y con esto no quiero ensombrecer mi comentario anterior, personalmente le eché de menos.

    La meditación esta vez para mí fue complicada, sobre todo la última parte, me dolía mucho la cadera en el lado derecho y el dolor bajaba por toda la pierna. Intenté un rato ignorarlo y no funcionó, y otro rato dirigí la respiración hacia esa parte y durante un momento parecía que se relajaba y mejoraba, pero duró poco. Sonaba el Message in a bottle de Sting en el gimnasio y yo me preguntaba cuánto quedaría para terminar…

    Aparte de eso, intenté concienciarme especialmente en este curso en mantener la concentración y una postura correcta y sobre todo, no hablar.

    He de decir que se me hizo muy corto, disfruté mucho con los compañeros, y por qué no, ¡me lo pasé muy bien! Hay una foto en la que salgo con Marina donde mi cara lo dice todo, feliz.

    Muchas felicidades a los examinandos. Y gracias a todos los compañeros por compartir su tiempo y práctica, y por ese ambiente tan agradable que se respira en el tatami (iba a decir “fresco”, pero me parecía un poco contradictorio, jaja, ¡qué calor!).

    Un beso a todos y feliz verano.

    Lucio ÁlvarezEntradas:
    5 julio, 2018 a las 09:31 #4717

    Buenos días, Bea, buenos días a todos.

    Bueno, amiga mía, en el fondo tengo que felicitarte por tu estupenda ‘meditación’.

    ¡Qué distintas son las reacciones de la mente de cada uno! No se si te refieres a la sesión del sábado, que para muchos fue una sesión muy plácida…

    Pero –cómo no iba a haber un ‘pero’- hay un dicho zen que dice que: “Zazen es zen”. Que significa: ¡Sentarse a meditar es meditar!

    Aunque nuestras sesiones no podrían llamarse propiamente ‘meditación’, porque se trata solo de una introducción bastante básica, las seguiremos llamando así.

    Meditar no es conseguir, conquistar un estado más o menos cómodo y/o agradable. Meditar es practicar la concentración de la mente, su fijación. Debemos ponernos a ello sin más. Igual que el Aikido, no tenemos que tratar de conseguir, obtener musubi, armonía y demás, es practicarlo. Practicarlo en cualquier circunstancia. Los días buenos o malos, las buenas o malas sesiones de ‘meditación’, son solamente apreciaciones personales condicionadas. Hemos decidido qué y cómo queremos que sean los entrenamientos y si no se ajustan a esos parámetros preconcebidos, decimos que hemos tenido un mal día.

    Como suelo repetir en las clases, ¡esos días son precisamente los mejores! ¡Aprendemos de esas ‘dificultades’! ¡No son problemas, son oportunidades!

    Y esto es perfectamente aplicable a cualquier situación en la vida. ¡Gracias Sr. por esas pruebas que me permiten mejorar! No hay nada que lograr, solo vivir. No hay nada que analizar, comparar ni elegir.

    Ante esas aparentes ‘pegas’, practicar. Y siempre firme, pero suavemente.

    Por tanto, amiga mía: ¡Enhorabuena por tu estupenda ‘meditación’!

    Un fuerte abrazo.

    Gracias por tu aportación y que tengas un verano plácido, agradable y alegre. Seguro que sí, porque la alegría, a ti, se te sale por los poros.

    Feliz verano también a todos los demás.

    Lucio Álvarez

    Juan CuencaEntradas:
    6 julio, 2018 a las 08:46 #4719

    Buenos días.
    Que decir, otro curso más, parece que se para el tiempo en estos eventos llenos de armonía y confraternidad. Un curso algo diferente, no por los contenidos que tan bien nos transmiten los maestros, sino por la ausencia “parcial” del maestro Lucio, agradecimos su presencia y sus sabias palabras, como siempre llenas de contenido.
    Personalmente, la meditación del domingo fue mucho mejor que la del sábado, había una quietud, una calma, sin ruido alguno ni exteriores ni interiores que daba pie la concentración. La práctica con armas siempre aporta algo nuevo que no conocíamos o que teníamos algo olvidado, movimientos coordinados de muchos aikidotas en un espacio reducido, sin incidentes, cosa que es de agradecer.
    Es gratificante practicar con los compañeros de otros dojos pues siempre aportan un valor añadido a la práctica, era palpable el ambiente que se respira de cordialidad y buenas sensaciones.
    El curso se hizo muy ameno, los maestros bien coordinados cada uno con su propia personalidad en la práctica pero con las idea en común de musubi y de misogi que no se cansan de insistir para que las practiquemos, tanto dentro de dojo como fuera.
    Es gratificante ver y sentir la unión que existen entre los aikidotas de la escuela y que siga así durante muchos años.
    Gracias a todos por compartir práctica y experiencias. Que paséis un feliz verano, descansar y dijo el poeta latino Horacio (65 a.C. – 8 a.C.), “Carpe Diem”, aprovechar el momento. Saludos.

    dfernandez
    Participante
    Entradas: 1
    6 julio, 2018 a las 17:59 #4720

    Buenas tardes a tod@s!! Que se puede decir sobre el curso de verano que no se haya dicho ya. Aunque únicamente pude asistir a la sesión del domingo coincido con mis compañeros en que el ambiente de trabajo que se respiró fue muy agradable, de compañerismo y de buen entrenamiento. Cierto es que echamos en falta las sabias palabras, consejos y correcciones del maestro Lucio respecto a la práctica, pero también es cierto que pudimos disfrutar de la experiencia y buen hacer de nuestros maestros Roberto, Alberto y Pepe, que demostraron una vez más los conocimientos que poseen. Fue muy enriquecedor ver y practicar esas diferentes interpretaciones que tienen cada uno de ellos respecto de este Arte, pero sin perder ninguno de ellos la esencia y la base que caracteriza a nuestra escuela, en el que la armonía y la fluidez siempre estuvieron presentes en cada técnica o ejercicio realizado. Cada uno con un estilo muy personal, todos diferentes pero todos también iguales en lo que respecta a la línea que debemos llevar, al camino que debemos seguir. Como siempre, y en este curso particularmente, en el curso se hizo especial hincapié en el Musubi, la no oposición, la fluidez, la no violencia, el Zanshin, la no brusquedad, el Takemusu Aiki y parece ser que poco a poco ¡nos va saliendo!. Agradecer así mismo a todos mis compañeros y amigos en definitiva por el buen ambiente que hubo, las risas en algunos momentos y sobro todo por el “buen rollo” y buen trato que hubo entre todos, como decía Roberto “los unos cuidando de los otros” como debe ser en esta gran familia que formamos, unos a los que vemos más a menudo y otros a los que nos alegra reencontrarnos en éstos y otros eventos. Enhorabuena también a los examinandos por sus grados obtenidos, estoy convencido de que trabajaron duro para conseguirlos y aunque en el día “D” siempre nos traicionan los nervios y ese ansia por hacerlo bien al final cada uno da lo mejor de sí mismo y el esfuerzo acaba dando su fruto.
    Sin nada más que añadir espero que paséis todos un feliz verano y que el maestro Lucio se recupere pronto para poder seguir enseñándonos el camino.
    Un abrazo a tod@s familia!!

    David

    Diego López BlancoEntradas:
    10 julio, 2018 a las 13:37 #4723

    Hola a todos.

    ¿Qué más puedo aportar a lo que ya habeis comentado acerca del curso?

    En primer lugar, gracias por vuestro generoso esfuerzo en compartir el particular punto de vista de cada uno, los cuales, se acercan tremendamente a mi sentir y percepción del mismo.

    No quiero redundar en todo lo que habeis comentado. Creo que está muy claro el ambiente, la fraternidad, la ilusión y las ganas por agradar de todo el mundo.

    Por ello me quiero centrar en las EMOCIONES.

    Dice la psicología, que de esto sí que entiende mucho, que hay 6 emociones básicas:

    – Alegría
    – Tristeza
    – Ira
    – Miedo
    – Asco
    – Sorpresa

    La primera (Alegría), es la emoción positiva por excelencia.

    Las siguientes cuatro (tristeza, ira, miedo, asco) son emociones negativas, pero que, en modo alguno, nos ayudan de una manera irracional a preservar nuestra existencia.

    La última de ellas (sorpresa), puede ser negativa o positiva, dependiendo del tipo de sorpresa.

    Ahora me pregunto: ¿Qué emoción reinó durante el curso? Creo que todos contestaremos que reinó la alegría. Pero qué es esa alegría. Esa alegría es AMOR. Sí, AMOR en mayúsculas.

    En esta sociedad hemos adoptado de nuestros ancestros, de nuestra idiosincrasia, el miedo o tabú de pronunciar la palabra AMOR, de decirle a un amigo, familiar, vecino, amigo…: ¡¡¡ TE QUIERO !!!

    En Aikido en general, en el curso de Julio en particular, lo que ha reinado, desde el centro, desde el Musubi, desde el respeto, desde el Aiki… ha sido el AMOR.

    Y ese amor, es el amor que todos y cada uno de nosotros hemos llevado al tatami en nuestros corazones. Nos decía el maestro Lucio el Sábado en la mañana: “Aprecio el buen ambiente que se ha generado. Y ese buen ambiente no se genera solo. Ese buen ambiente lo traeis y generais vosotros“.

    Las enseñanzas de los maestros Alberto, Roberto y Pepe, en absoluta sintonía con ese Aiki, el Musubi y Misogi del Aikido, no hicieron si no conectar nuestros corazones para trabajar en el centro, en la unión, en la armonía… Incentivaron en nosotros esa voluntad en la búsqueda del centro, de la armonía con el compañero. Tanto es así que, en una sala abarrotada de gente practicando, no hubo que lamentar ningún accidente, ningún percance…

    Considero que reinó esa atención en la unión, que reino ese respeto, esas ganas por ofrecer al compañero, y desde luego, me atrevo a decir que, desde la emoción de la ALEGRIA, reinó el AMOR.

    Donde esté tu atención, allí está tu energía” . Sabia frase, que sin ninguna duda, imperó el fin de semana del curso. La atención individual y colectiva, incentivada y dirigida por nuestros maestros, estuvo centrada en la unión y el centro.

    En nuestras manos está seguir en esa búsqueda del Aiki, en seguir llevando al tatami, Y FUERA DE ÉL, ese “buen rollo” del curso, ese AMOR.

    Que la alegría sea nuestra emoción predominante, y que el amor se extienda desde nuestros corazones a todo lo que nos rodea.

    FELIZ VERANO A TODOS Y PRONTA RECUPERACIÓN PARA EL MAESTRO LUCIO.

    Diego

Responder a CURSO VERANO 2018

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *