Un Dojo de Aikido es un salón de entrenamiento de artes marciales. Tradicionalmente, es dirigido por un Sensei. No sólo tiene relación con las artes marciales, sino también con el budismo Zen.

En japonés, dōjō significa literalmente “el lugar del Camino“.

Esta expresión se refiere a la búsqueda de la perfección física, mental y espiritual ya sea para las artes marciales y religiosas como el budismo por la práctica del zen un estado de meditación, en la cual el practicante adquiere un estado de desapego de las cosas materiales y de ideas vanas, egoistas que impiden el juicio correcto para enfrentar los obstáculo.

Asociación para el Fomento del Aikido de Madrid - Afamadrid

 

 

 

 

 

 

Iwama dojo

 


 

Programa diario de entrenamiento en el dojo de Iwama en los primeros años de la posguerra.

6.00 Plegarias matinales y meditación ante la puerta del templo Aiki.

7.00 Entrenamiento de Aikido seguido de un desayuno sencillo.

9.00 Trabajar la tierra.

12.00 Pausa del mediodía para comer y reposo.

14.00 Trabajar la tierra.

16.00 Entrenamiento de Aikido.

18.00 Baño.

19.00 Plegarias de la tarde y meditación, seguido de la cena.

20.30 Los alumnos masajean la espalda y piernas de Morihei, le leen y conversan con él antes de que se retire.


Morihei prefería practicar fuera, en la naturaleza, e incluso cuando entrenaba dentro, en el dojo, dejaba las ventanas completamente abiertas sin importar la estación del año.